La Chinche

En este blog se publicarán, con posterioridad a la publicación de la edición en papel, los contenidos de la columna que con el mismo nombre de La Chinche, aparecen quincenalmente en el periódico CARRIÓN.
Conocido vulgarmente como "chinche de las camas", y cuyo nombre científico es Cimex lectularius, la chinche es un insecto picador que se alimenta con la sangre de animales homeotermos (de sangre caliente). Su picadura no puede ser sentida inmediatamente por sus víctimas gracias a los anestésico y anticoagulantes que su saliva contiene. Solo horas después de la picadura comienzan a sentirse sus efectos.
Como la chinche, pretendemos picar sin que se sienta, en la política castellana y leonesa, palentina y española.

sábado, 28 de enero de 2017

La fuerza del poder

En estos entrañables días navideños, en los que los deseos de paz y armonía son tantos y tan empalagosos, le dio a esta Chinche por imaginar como lo llevarían los “compañeros” de los distintos partidos políticos que tenemos la inmensa suerte de “disfrutar”  los españolitos de a pie.
              Las cuatro principales fuerzas políticas de ámbito nacional, -PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos-, van a celebrar sus respectivos congresos. Y empleo celebrar en la segunda acepción del término según el DRAE: “Realizar un acto formal con las solemnidades que este requiere”, porque ninguna de sus otras seis le son de aplicación. No sabemos cómo pueden terminar dichos eventos congresuales pero, de momento, los prolegómenos están siendo cualquier cosa menos una “celebración”. Al  menos en los tres partidos que no ostentan el gobierno.
              Lo del PSOE y lo de Podemos, es para nota. Los socialistas, a poco que se empeñen, en lugar de un congreso lo que pueden celebrar es su funeral. La abstención para permitir que se formara un gobierno de derechas, no ha sentado nada bien en sus bases, y el patio no está para muchas alegrías. Los navajazos y las traiciones, son el pan nuestro de cada día en el viejo partido que fundara Pablo Iglesias.
Los “podemitas” de la nueva política, que lo van a celebrar en una plaza de toros, el otro Pablo Iglesias puede terminar toreando, picando, banderilleando y matando a estoque a uno de sus fundadores. Han sido muy aplicados y rápidos en aprender y aplicar las peores mañas de las viejas formaciones. No me quiero ni imaginar cómo se han deseado felices fiestas los compañeros de la vieja y la nueva izquierda.
              Los también nuevos de Ciudadanos, acorde con su cada día mayor insignificancia política, casi abducidos por el PP, lo llevan con más discreción. Pero también tienen sus más y sus menos. A muchos de sus integrantes no les está gustando ni un pelo la bajada de pantalones que han protagonizado sus actuales líderes, en su pacto de gobierno con Mariano Rajoy.
              Y mientras tanto los populares, que también se tienen entre ellos sus correspondientes “cariños”, aparentemente están preparando su celebración, y en este caso, en la quinta acepción de la palabra: “Alabar o elogiar algo o a alguien”, evidentemente a don Mariano Rajoy.
              ¡La fuerza que da tener el poder del BOE!


              Cimex lectularius

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada